Select Page

Por Dulce Olvera

Ciudad de México, 9 de agosto (SinEmbargo).– Karen Akins, oriunda de Vermont, Estados Unidos, quedó sorprendida cuando fue a filmar a cementerios antiguos en Michoacán durante el Día de Muertos y vio cómo se adornan con refrescos y comida chatarra algunas tumbas de personas que, en ocasiones, murieron precisamente por diabetes.

Nunca había realizado una película, pero hace más de diez años viajó a Quintana Roo y conoció mayas que no sabían que su ceguera y amputación de brazos o piernas se debía a esta enfermedad que padecen más de 8 millones de mexicanos y provoca cien mil muertes anuales, de acuerdo con cifras oficiales. Entonces decidió hacer el documental El Susto (Enjoy Diabetes, 2019) para advertir sobre la relación entre el consumo de chatarra y la prevalencia de obesidad y diabetes en México.

Lee la nota completa en el sitio original